Pensamientos en voz alta

Sin miedo

En el mismo día he leído a dos personas hablar sobre el miedo.

Dos personas a las que leo con gusto, porque me retan a ponerme el límite un poco más lejos, porque hacen que me cuestione y le dé una vuelta más a las cosas-muy habitual en mí- porque me dicen con pequeña voz grandes verdades.

Esas dos personas son: Jordi Évole con su artículo en El Periodico: ¿y si además de protestar nos da por votar? y la bloguera Noelia Fernández Cheda con Entusiasmo y curiosidad no las matemos.

Los dos hablan de miedo.

De ése que te paraliza, que te inmoviliza. Y te deja petrificado donde estás, sin poder avanzar.

Jordi se pregunta si tal vez hemos perdido el miedo, si la información y la indignación han ido por fin cogidos de la mano y harán que el domingo 20 de diciembre los españoles voten, y vote una gran mayoría demostrando que queremos decidir, que queremos formar parte de la solución, proponiendo lo que creemos que será la mejor opción. Y por supuesto, ya no hay carta blanca para que una vez acomodados en sus sitios, hagan lo que les plazca sin tener encuenta sus propuestas anteriores. No sólo queremos demostrar nuestro descontento el domingo: vamos a estar atentos -muy atentos- y, como se acercan los reyes magos, no vamos a dejar que se porte mal el niño 3 años, para que los últimos meses haga un lavado de cara, ¡no vaya a quedarse sin regalos!.

viñeta de @albertomontt

 

Y en otra línea, pero igual temática, Noelia habla de esa palabra que tanto me gusta: entusiasmo. Un día escribí que no hace falta motivos para el entusiasmo sino personas entusiastas. Personas con ganas de cecer más allá de los 18 años. De aprender con ojos nuevos y con el criterio que tiene el haberse equivocado y ser consciente de ello, y sin miedo atreverse a avanzar.

viñeta de Francesco Tonucci

Ambos creo que hablan de lo mismo. Uno desde la perspectiva infantil y la ilusión de un niño. Y otro desde la capacidad de reilusionar una vez que somos adultos.

Me sumo a sus revindicaciones. Por un lado iré a votar el domingo a aquellos los que creeré más justos, acataré la decisión de la mayoría, pero sean cual sean los elegidos, espero que ganemos todos, porque si no no habrimos aprendido nada.

Y seguiré siendo una eterna entusiasta, desde los ojos de mis hijos y con los míos propios.

Cambiemos, ya que sólo se avanza si detrás de un paso pones otro; el suelo que pises seguramente sea lo que marque la diferencia para avanzar sin miedo.

viñeta de Juan Carlos Contreras

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Sin miedo

  1. ¡¡Maravillosa la última viñeta, querida!! No se puede resumir mejor el post… Yo leí también el artículo de Évole el otro día y me encantó.

    Muy sintomático lo del lavado de cara, de la sociedad de hoy en día. No sé cómo podemos tener una memoria tan a corto plazo; cómo pueden olvidarse y ocultarse las tropelías de los últimos 4 años, con un absurdo maquillaje en unas pocas semanas o meses preelectorales. Pero lo increíble es que a los politicuchos les funciona. Y eso me hunde en la miseria… A veces pienso que no vamos a llegar nunca a nada…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s