Pensamientos en voz alta

¿Por qué “Haz caso a mamá”?

Seguro que a estas alturas  te preguntas como decidí el nombre del blog y lo más importante, ¿por qué?

Aunque hablé algo de ello en un post anterior, voy a detallar un poco más ampliamente cómo se cuajó la idea y qué es para mi este espacio.

mi santuario personal
Viñeta propiedad de @_VeroRodriguez_http://www.mepasaaveces.com/

Como habrás leído, cuando me lancé a escribir mis devaneos en un blog, lo primero era pensar de qué hablar, qué podía aportar a la blogesfera y lo tuve bastante claro.

En mi caso, una de las etapas de mayor reflexión que puedo contar es desde que soy madre. Antes no es que fuese un alma perdida, ¡no te pienses! Pero para mí ser madre ha sido un plus.

Ahora me veo más comprometida con muchas cosas, no sólo por la influencia directa que mi entorno tiene en mí, si no por la responsabilidad añadida de educar y acompañar a unas personitas. Te reconozco que soy más crítica ahora con el mundo porque pienso en cómo me influye y qué espero del futuro.

Ahora me tomo la vida más en serio, si cabe, que antes. Y soy consciente de lo que he cambiado, no sólo personalmente por todo lo que te aportan mi princesa y su dragón, si no también como profesional; me recordaron que aprender cuesta, que alzarte con metas conlleva mucho esfuerzo, que equivocarse no es fracasar: es aprender a hacerlo de otra manera. Y eso en gran medida se lo debo a mis pequeñajos. Y también me encontré con el gran reto de seguir siendo María además de “la madre de”.

Una gran aventura verdad, sí, y no siempre es tan fácil ni placentera. Hay que aprender a llevar un cargo nuevo. Y como muy bien dice otra bloguera, ser madre se aprende, nadie nació sabiendo. Como en todo, al fin y al cabo.

emprender algo nuevo
Viñeta propiedad de @_VeroRodriguez_ http://www.mepasaaveces.com/

 

En el momento que uno es responsable directo de otras personas, te encuentras en ese punto. Esa situación en la que asumes totalmente el compromiso que tienes en el pequeño/gran mundo en el que vives. Y valoras los consejos antiguos con el caminar nuevo: cuando recapacitas en todo aquello que te han enseñado y aplicas lo que has aprendido.

Y junto a ese aprendizaje, de repente como si de una posesión se tratase, te ves arrastrada a decir las mismas frases que has oído y maldecido en ocasiones hasta la saciedad, entonces es cuando descubres: ¡que razón tenía mi madre! ¿Por qué no le hice más caso?

Y ahí lo tienes: haz caso a mamá. Una unión entre las nuevas generaciones y el conocimiento y saber que siempre es una excelencia.

Ahora soy madre, pero sigo siendo además: hija, nieta, hermana, tía, prima, cuñada, nuera, amiga, compañera y, siempre a la par que todos esos magníficos títulos, sigo siendo, y siempre seré, María. Aquí te dejo mis reflexiones que, como me dijo alguien una vez en un comentario, bien pueden ser las tuyas, por lo que ambos compartimos este espacio.

Dueña del mundo
Viñeta propiedad de @_VeroRodriguez_ http://www.mepasaaveces.com/
Anuncios

6 comentarios sobre “¿Por qué “Haz caso a mamá”?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s